Tuesday, November 28, 2017

QUEREMOS LA CABEZA DE FUJIMORI: EL MITO DE LAS MALETAS CON ORO

“Usted sólo tiene que decir que el presidente Fujimori, el presidente Alberto Fujimori se ha llevado cuatro maletas con oro.” Anel Townsend.

Redacción y artículo: Susana Danino (publicado el 8 de febrero del 2015 en Peruopinionblogspot.com).



Fuente: Anel Townsend www.rpp.pe

Revisar un evento histórico amerita indudablemente un regreso al pasado.  Pero re-escribir la historia no es tarea fácil, y representa un peligro, por cuanto se requiere de cierta distancia y nuevos elementos de juicio para poder reconstruirla objetivamente.  Por catorce años la historia de las famosas maletas llenas de lingotes de oro ha circulado en el ideario urbano.  Según el mito de las maletas, el expresidente Alberto Fujimori se llevó cuatro maletas llenas del codiciado mineral de Midas a Japón.  La izquierda ha repetido hasta el cansancio que el expresidente Fujimori robó del erario nacional, sin producir absolutamente ninguna prueba.  Más aún, el presidente de la Comisión de Defensa del Congreso en el 2001, Marcial Rengifo y una de sus miembros Anel Townsend, se encargaron de ser la voz persuasiva encargada de comprar testigos falsos que se alinearan con dicha afirmación.  Sin embargo, dicha acusación nunca pudo comprobarse,  ni jamás se acusó, ni se juzgó, ni sentenció a nadie por tal delito; el mito siguió su camino como muletilla que comunistas repiten por calles y plazas, sin ninguna prueba fehaciente que lo sustente.  

Además el Banco Central de Reserva del Perú certificó que el supuesto oro jamás salió de las arcas del Estado. Entonces, tal infamia sólo podría obedecer a una sistemática campaña de desprestigio que el expresidente Toledo y allegados han mantenido contra el expresidente Alberto Fujimori, con el apoyo de la izquierda y sólo obedece a las ansias de poder del primero y revanchismo ideológico del segundo.

Usando un poco de sentido común, y a luz de un único y valiente testimonio Pedro Tolentino, hoy podemos concluir que la versión de las supuestas maletas con oro, fue un plan urdido por los enemigos políticos del expresidente Alberto Fujimori quienes llegaron al poder explotando el sentimiento anti fujimorista, así como la coyuntura política que los posesionaba falsamente como los salvadores de la democracia.  

Precisamente el caos político de la época por la difusión de los vladivideos, incendiaron al país y propiciaron el terreno fértil para que los malos políticos y la izquierda, de la mano de Valentín Paniagua y Alejandro Toledo, avanzaran en muchos espacios de poder.  Pero ya no estamos en esos años, el irreversible tiempo se ha encargando de poner las cosas en su debido lugar y mitos como la renuncia vía fax y las miles de esterilizaciones forzadas han sido rebatidas contundentemente. 


Fuente: Pedro Tolentino

Hoy podemos exponer a quienes estuvieron detrás del mito de las famosas cuatro maletas llenas con lingotes de oro. En el 2001 la Comisión de Defensa liderada por Marcial Rengifo tuvo la “ardua” tarea de investigar las supuestas interceptaciones telefónicas y hace suya una investigación que estaba judicializada en el sexto juzgado que presidía Saúl Peña.  Una de las personas requeridas por la Comisión de Defensa fue Pedro Tolentino conocido en twitter como @PETO184. Pedro Tolentino trabajó en el Servicio de Inteligencia en los 90 y afirma que el expresidente Fujimori le ordenó que se grabaran SUS conversaciones, para evitar que algún día alguien pudiera distorsionar la naturaleza de sus audios y también para tener un atestado histórico de sus conversaciones.  


Fuente: Pedro Tolentino "cena de agasajo a los miembros de la Operación Chavin de Huantar".

Tolentino afirma que entre las ordenes que recibía, jamas se le pidió que hiciera interceptaciones telefónicas a periodistas, o a personajes políticos, como aseguraban algunos medios de la época, entre ellos, el diario La República y algunos adversarios políticos de Alberto Fujimori.  Tolentino afirma que él personalmente grababa las conversaciones del expresidente Fujimori en lo que era conocido como el plan “Casablanca” y luego se las entregaba al expresidente personalmente.  Además agrega que si esos audios salieran a la luz, se comprobaría que el expresidente Fujimori nunca estuvo envuelto en los actos ilícitos como se le imputan.


Fuente: Marcial Rengifo. www2congreso.gob.pe

Pero lo más grave de las afirmaciones de Pedro Tolentino, es el hecho que Anel Townsend y Marcial Rengifo le pidieran que testificara acciones que "él no vio, ni tuvo conocimiento”, durante su testimonio ante la Comisión de Defensa del Congreso. En concreto, la propuesta formulada por Anel Townsend en presencia de Marcial Rengifo, momentos antes que Tolentino entrara a rendir su declaración ante la Comisión de Defensa Congreso fue:

Anel Townsend

Sabe usted. Sr. Tolentino, con usted no es la cosa, nosotros queremos que  usted colabore, pero para eso usted va a firmar un documento y a la hora que se inicia la sesión usted va a confirmar una pregunta que le vamos a hacer” 

- Ante la insistencia de Pedro Tolentino por saber el contenido del documento, Anel Townsend agregó:

“Usted sólo tiene que decir que el presidente Fujimori, el presidente Alberto Fujimori se ha llevado cuatro maletas con oro”, e inmediatamente prosiguió:

“Usted tiene que colaborar con el Perú, tiene que colaborar con la justicia, usted no se preocupe, nosotros lo vamos a apoyar a usted, a su familia, le vamos a dar todo, se van al extranjero a vivir con otra identidad, tú colabora con nosotros y nosotros vamos a colaborar contigo, y esto tiene que ser por el bien del país.”

- A lo que el indignado Pedro Tolentino respondió:

“Por el bien del país yo no hago nada de eso Sra. (…) por el bien del país mis padres me han enseñado a ser honrado y yo no me voy a prestar a este juego político como quieren.”  

La reacción de Tolentino es un atestado de su inquebrantable carácter moral, personas como él nos hacen pensar que todavía existen peruanos honrados.  

Ahora, el sentido común hace concluir la improbabilidad de poder cargar ochocientos kilos de oro, 40 lingotes a 20 kg. cada uno, —según el Banco de Reserva cada lingote pesa 20 kg.— que es lo que entraría en una maleta, menos aún cuatro maletas.  

Irónicamente Anel Townsend sólo regresa al país para ayudar en campañas políticas de sus pares ideológicos.  Dado su cuestionado carácter moral, expuesto por las acciones descritas por Pedro Tolentino, no extrañaría que sea parte de la guerra sucia en desprestigio de candidatos opositores.  Tampoco extrañaría que fuera la artífice de muchas calumnias.  Después de todo, el expresidente Toledo está también de regreso, dice que para reestructurar su partido.  ¿Harán lo mismo que hicieron entonces?  ¿Harán lo que en base a este testimonio saben hacer?  ¿Tirar barro y comprar conciencias?

Como dije al inicio, re-escribir la historia es una tarea muy ardua y peligrosa, pero en vista de este testimonio, el cual  hasta la fecha ningún periodista ha querido recoger -a pesar de las múltiples denuncias hechas por Tolentino en twitter- nos parece importante tenerlo en cuenta, y someterlo a la opinión pública y autoridades competentes, sobre todo en vísperas de época electoral.


Teniendo en cuenta el testimonio de Tolentino, se cuestiona si el mito de las maletas de oro fue un burdo montaje e infamia que el entorno del expresidente Alejandro Toledo urdió. Después de todo, es evidente que lo único que querían “era la cabeza de Alberto Fujimori”.  Pero no tomó en cuenta el garante y socio de Ollanta Humala que la historia por naturaleza se encarga de corregir sus propias falacias.  Y es tarea de todo buen peruano participar en esta labor, que no sólo contribuye a la verdad e historia, sino que dignifica la esencia de los grandes valores universales. 


Finalmente, la tarea de reivindicar lo acontecido en los 90s, continua siendo un gran reto.  Si bien es cierto se cometieron grandes errores en este periodo y hay personas sentenciadas por delitos graves, también es cierto que algunos inocentes fueron perseguidos e injustamente encarcelados.  El gobierno del expresidente Toledo, desató una gran persecución política contra Alberto Fujimori y el fujimorismo, y usó a muchos de su entorno para que persuadieran a algún beneplácito colaborador eficaz. Cabe mencionar que existen algunos colaboradores eficaces que prefirieron el dinero y la mentira, y hoy viven cómodamente en el extranjero. ¿Será el caso de la Sra. Matilde Pinchi Pinchi?  Hoy la cabeza del expresidente Toledo está en la palestra, expuesto públicamente e investigado por delitos graves ¿Rodará la cabeza del padre del Decreto Legislativo Nº 927, cómo deben rodar las cabezas de todos los ídolos de barro?

Nota Bene: Citas del artículo tienen el permiso de reproducción de Pedro Tolentino. 
Noviembre 27, 2017.

No comments:

Post a Comment