Thursday, February 16, 2017

EX LÍDER DEL PERÚ ENREDADO EN ESCÁNDALO POR UN BANCO FRACASADO

Traducción al Castellano del original en Inglés: Susana Danino.

New York Times
Business Day
Por Nathaniel C. Nash.
Publicado: July 25, 1991


LIMA, Perú, julio 20— El cierre este mes del Banco de Crédito y Comercio Internacional ha desviado la atención del Perú, de su pobreza, malnutrición y terrorismo a un extraño drama que involucra al ex presidente Alan García, la misteriosa red financiera del banco, y alegaciones de que el Sr. García saqueó el país con la ayuda del banco.

Las investigaciones llevadas a cabo por una comisión del Congreso peruano ha involucrando a dos compañías de investigación privadas estadounidenses que han arrojado una evidencia preliminar —la cual García ha refutado— que durante su presidencia él sacó hasta $ 50 millones del país y utilizó la sucursal de Panama del B.C.C.I. como conducto para los fondos.

Un informe dijo que el Sr. García fue presentado al B.C.C.I. Panamá por Manuel Noriega, el depuesto dictador panameño, quien era un amigo cercano y aliado del Sr. García y un importante cliente del banco.

La comisión congresal también ha encontrado que durante dos años, durante la presidencia del Sr. García —por razones que nadie aquí puede plenamente explicar— el B.C.C.I. Panamá era el banquero privado del Perú, a pesar de que el banco pagaba una tasa de interés más baja, por depósitos, que otros bancos.

A principios del mandato de cinco años del Sr. García, que abarcó el período comprendido entre mediados de 1985 y mediados de 1990, el Banco Central del Perú mantuvo más de la mitad del efectivo del país en el B.C.C.I. Panamá, en un momento en que los funcionarios dentro del Banco Central advirtieron que el B.C.C.I. Estaba perdiendo enormes sumas.  En efecto, los depósitos del Perú eran los que estaban sosteniendo al banco.

Como resultado del cierre del banco en casi 70 países, hay investigaciones —tanto formales como informales— y tanto los reguladores, los depositantes y los políticos tratan de resolver preguntas sobre las transacciones del banco.

En el Perú y en otros lugares los que están examinando el pasado del banco están descubriendo que su inclinación por la privacidad y su intrincada estructura internacional, hace difícil llegar a conclusiones rápidas.

Estados Unidos ha tenido desde hace mucho tiempo un disgusto por las políticas del Sr. García debido a la nacionalización de una compañía petrolera estadounidense y por que dirigió un movimiento en América Latina para resistir el pago de las deudas externas. Esta muy interesado en el destino de la investigación y ha fomentado el esfuerzo que está siendo liderado por un ambicioso miembro del Congreso peruano, Fernando Olivera, de 32 años, quien dirigió una plataforma anti-corrupción y anti-García.

Los diplomáticos estadounidenses dijeron a la Comisión que existe información que podría arrojar luz sobre los tratos del Sr. García, pero no pueden compartirlo con las autoridades peruanas hasta que el gobierno peruano vote para levantar la inmunidad de enjuiciamiento que se le otorga a todos los ex presidentes. El investigador del Teatro Público se convierte en un héroe. El Teatro, para esta investigación ha sido la televisión peruana, quienes han difundido las acusaciones y las negaciones en detalle. Ese tipo de visibilidad ha alimentado el debate en  todo el país y ha convertido a Olivera en un héroe temporal.

Esta semana, por ejemplo, cuando cientos marcharon por una calle polvorienta y estrecha, siguiendo a una procesión religiosa liderada por dos imágenes de plata de la Virgen del Carmen, una mujer campesina se acercó al señor Olivera para ovacionarlo.

"Estamos rezando a la Santísima Virgen para que nos devuelvan el dinero", dijo. Ella apretó su mano y luego desapareció entre la multitud.

Sin embargo, la mayoría de los peruanos están desconcertados. Las encuestas recientes encontraron que el 70 por ciento cree que el Sr. García se benefició ilegalmente mientras estaba en el cargo, pero sólo el 40 por ciento cree en los cargos de la comisión del Sr. Olivera. Una de las razones de su confusión es que no parece plausible que un ex presidente pueda permitirse dos lujosas casas aquí, viajes caros y otros lujos con sus modestos ingresos de $ 2,500 al mes de una fundación caritativa y como miembro del Senado.

"No hay duda entre cualquier persona con quien usted hable, que su sueldo no podría haber sostenido tal estilo de vida," dijo un diplomático occidental muy mayor. "Eso es un hecho." Cartas de los bancos.

El Sr. García, quien abandonó el Perú después de que el banco fuera incautado y está viajando, negó las acusaciones, incluyendo que tenía cuentas bancarias secretas en Estados Unidos. Él dice que no tiene ahorros y nunca tuvo tales cuentas en el extranjero. En su aparición en la televisión nacional, él ha mostrado cartas de las oficinas del B.C.C.I. y de otros bancos, donde supuestamente tenía depósitos, diciendo que nunca existieron cuentas de García 

Como una de las compañías de detectives contratadas por la comisión estaba radicada en la Florida, García presentó una queja con los funcionarios de la Florida que buscaban examinar a la compañía, ‘Larc Investigative Services’. El Estado [Florida] actuó rápidamente, acusando a Larc de negligencia.

La contraofensiva parece haber funcionado. Un Congreso que hace dos meses pareció listo por primera vez en la historia moderna para levantar la inmunidad de un ex presidente, ahora está en retirada. La Cámara tiene previsto votar en agosto, y los políticos dicen que hay al menos un 50 por ciento de posibilidades de que termine la investigación sobre las finanzas personales del Sr. García.

"Lo que tienes aquí es una suposición cultural de que un jefe de Estado latinoamericano debe ser corrupto, pero cuando revisas las acusaciones, no hay nada allí", dijo Jerome I. Levinson, abogado de García de 'Arnold & Porter' en Washington. "La hostilidad en esta ciudad hacia Alan García es palpable, yo tengo cierta simpatía por el tipo".

El Sr. Levinson dijo que le preguntó al Sr. García en su primera conversación si tenía cuentas bancarias en el extranjero, incluso aquellas que podrían no haber sido nombradas por la comisión Olivera. "Dijo que no tenía cuentas, ni directas ni indirectas, y que no tenía nada que ocultar", dijo Levinson.

Olivera admite que su comisión ha sufrido un gran revés en la credibilidad y está buscando nuevas pruebas. Y los partidarios del Sr. García están tranquilamente demandando victoria y hablando de una posible presidencia de García en las próximas elecciones de 1995.

"Creo que la investigación ha sido muy mal administrada", dijo Felipe Ortiz de Zevallos, economista y uno de los principales encuestadores del país. "Las acusaciones eran prematuras, no concluyentes, por lo que García podía hacerles agujeros, él ha hecho un excelente trabajo de relaciones públicas. Él ahora puede decir que son los banqueros y los extranjeros quienes están intentado una revancha". El recuento de los Gastos, Casas, y Viajes es de $ 1,500 al mes.

Hace un año, esto no parecía tan sombrío para el señor Olivera. Cuando el señor García dejó el cargo, el país estaba en ruinas. La inflación había sido de dos millones por ciento. El Perú era un paria en la comunidad financiera. La inversión extranjera era inexistente y el terrorismo en aumento.

Lo que más molestó a muchos miembros del Congreso fue el estilo de vida del señor García, la nueva casa que compró en la sección de moda de Chacarilla, la casa de playa que construyó al sur, los restaurantes que visitó y los viajes y vacaciones que tomó. Después de todo, como presidente, el salario del señor García era de sólo $ 1,500 al mes.

Y algunos se preguntan ahora cómo puede permitirse una defensa legal tan costosa.

Después de iniciada la investigación, la comisión contabilizó todos los gastos y fuentes de ingresos conocidos del Sr. García, basándose en gran medida en las declaraciones de los impuestos sobre la renta. Para noviembre se encontró que de 1977 a junio de 1991, el gasto del Sr. García excedió sus ingresos en $ 500.000.

"Eso en sí mismo debe ser suficiente para procesarlo", dijo Lourdes Flores, otro miembro de la comisión investigadora. Los estadounidenses son contratados.

Pero la comisión indicó que el señor García podría haber tenido cuentas bancarias en el extranjero, contrató a investigadores estadounidenses - Kroll Associates de Nueva York, famoso por encontrar las cuentas bancarias secretas de Saddam Hussein, Ferdinand Marcos y Duvalliers, y los poco conocidos Larc, encabezado por Rafael N. García (sin relación con el presidente García).

En abril, el Sr. Olivera pensó que tenía la evidencia. Una carta de Kroll que describe "conclusiones provisionales", dijo que en la fracasada 'Western Federal Savings and Loan Association' de Dallas, el cual fue plegado al 'Sunbelt Federal Savings' por los reguladores en 1988, había una cuenta bajo el nombre de Alan García Pérez, pero que se cerró a finales de 1989.

En referencia a B.C.C.I., Kroll escribió: "Hemos sido informados por fuentes que consideramos confiables que ellos creen probable que el Sr. García tenía una cuenta personal o cuentas en B.C.C.I., y que el Sr. García había acumulado fondos sustanciales mientras estaba en el cargo". Traslados al extranjero.

Un memorando de Larc de cinco páginas dijo que el señor García había sido presentado a la oficina de B.C.C.I. en Panamá por el Sr. Noriega, Larc también dijo que el Sr. García probablemente había desviado $ 50 millones a través del B.C.C.I.  banco de Panamá a instituciones británicas, belgas, españolas y estadounidenses. Algunas de las cuentas estaban a nombre de su esposa, Maria N. Bodereau, y las transferencias fueron hechas de un banco belga al difunto banco de New Ingland a una cuenta del ‘Drexel Burnham Lambert Inc.’, firma de inversiones en Wall Street, en bancarrota, el reporte dijo. Las llamadas a Larc buscando más información no fueron devueltas.

Se proporcionó números de cuentas, información similar a la que proporcionó el informe Kroll sobre cuentas en el Western Federal y se hizo un informe sobre una cuenta en el ‘Centrust Savings Bank’ de Miami, otra institución fallida cuyo principal accionista era Gaith Pharaon, un hombre de negocios del Medio Oriente y una sospechosa conexión para B.C.C.I Inversiones en los Estados Unidos.

El pasado abril, con gran fanfarria, el Sr. Olivera anunció los resultados ante el Congreso peruano. El país resolló. Sacudió la fundación del poderoso partido de la Alianza Popular Revolucionaria Americana de García. El apoyo contra ofensivo de los antiguos aliados. El señor García volvió a contratar a ‘Arnold & Porter’ y llamó al servicio a Jorge del Castillo, ex alcalde de Lima y antiguo aliado político. También solicitó cartas de todos los bancos nombrados por Larc y Kroll sobre si tenía cuentas allí.

La réplica llegó: Una carta firmada por Ajmal Afzal y Khalid Zaidi, directores de la sucursal Luxembourg del B.C.C.I., dijo que no existía ninguna cuenta. Del mismo modo, las sucursales del B.C.C.I en las Islas Caimán y Panamá también negaron la existencia de las cuentas de García.  ‘Sunbelt Federal Savings’ escribió que no se pudo encontrar ninguna cuenta de Garcia, y el Banco de ‘New England’ dijo que no existía ninguna cuenta de ‘Drexel’ con el número 092074392. Estos fueron presentados en las noticias nacionales de televisión como prueba de la veracidad del Sr. García.

El señor del Castillo hizo una visita a la Florida, donde se reunió con funcionarios del Estado y les pidió que investigaran a Larc.

En un mes, el Estado había acusado a Rafael García, Presidente de Larc, y un ex funcionario de la Agencia Antidrogas [DEA], de negarse a cooperar con su investigación, dar declaraciones contradictorias sobre la investigación a funcionarios del Estado y no tener una licencia apropiada para operar una sucursal.

También se constató que el Sr. García había sido advertido que la información que había recibido no había sido verificada. Y funcionarios estatales le dijeron a las fuentes involucradas en la recopilación de información para el informe Larc de no hablar con la prensa.

John M. Russi, director de la división de licencias de la Florida, también permitió a dos cadenas de televisión peruanas grabar una explicación de los cargos contra Larc dado por funcionarios de la Florida al señor del Castillo. La cinta fue ampliamente difundida en la televisión nacional en Perú. Proclamando victoria.

El impacto fue significativo; los aliados del Sr. García empezaron a proclamar victoria. "Hemos demostrado que estas acusaciones son mentiras, falsedades y declaraciones viciosas sin base", dijo el Sr. del Castillo en una entrevista. "Debe quedar claro que el ex presidente no ha hecho nada malo”.

No todo el mundo está de acuerdo. Lo que sí coinciden es que el tiempo se agota para el señor Olivera y su comisión.

A principios de agosto, la cámara de diputados peruana votará si hay suficiente indicio de que el señor García estuvo involucrado en actos ilícitos para justificar el levantamiento de su inmunidad.

Si lo hace, entonces el Senado, del cual el Sr. García es un miembro permanente, por que es un ex presidente, debe tomar medidas similares. Sólo entonces, la Corte Suprema peruana considerará levantar la inmunidad y comenzar el enjuiciamiento.

Una esperanza para los investigadores habían sido los reguladores bancarios en los Estados Unidos. Como los informes de Larc y Kroll citaron reportes de una cuenta de García en el ‘Western Federal Savings’, esperaban que los reguladores pudieran encontrar pruebas de ello.

Funcionarios de la 'Resolution Trust Corporation’, quienes examinaron los registros de ‘Sunbelt y Western Federal’, dicen que encontraron una transferencia sospechosa de 2 millones de dólares, pero no pudieron vincularla con el Sr. García. También revisaron los libros de Centrust, pero no encontraron nada. La semana pasada cerraron el caso.

No comments:

Post a Comment