Tuesday, January 3, 2017

Comunicado de Prensa del Departamento de Justicia de E.U.: Odebrecht, Braskem


Traducción al castellano del original en inglés por Susana Danino.

Foto: Reuters/Janine Costa

Para comunicación inmediata

Miércoles, diciembre 21, 2016


Odebrecht S.A. (Odebrecht), un conglomerado global de la construcción con sede en Brasil, y Braskem S.A. (Braskem), una compañía petroquímica brasileña, se declararon culpables hoy y acordaron pagar una multa total de al menos $3.5 billones de dólares para resolver cargos con autoridades en Estados Unidos, Brasil y Suiza debido a sus esquemas de pagar cientos de millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales en todo el mundo.

El Asistente del Fiscal General Sung-Hee Suh de la División Criminal del Departamento de Justicia, el Fiscal de los Estados Unidos Robert L. Capers del Distrito Este de Nueva York, el Subdirector Stephen Richardson de la División de Investigaciones Criminales del FBI y William F. Sweeney, la oficina de campo del FBI en Nueva York hicieron el anuncio.

“Odebrecht y Braskem utilizaron una unidad oculta, pero una unidad de negocios en pleno funcionamiento, un 'Departamento de Soborno', por así decirlo —que pagó sistemáticamente cientos de millones de dólares a funcionarios corruptos de gobiernos de países de tres continentes”, dijo el Sub-procurador, del fiscal General, Suh. “Tales actos descarados imponen una fuerte respuesta por parte de las fuerzas del orden, y por medio de un fuerte esfuerzo con nuestros colegas en Brasil y Suiza, nosotros hemos visto justamente eso. Espero que la acción de hoy sirva como un modelo para los esfuerzos futuros.”

“Estas resoluciones son el resultado de un esfuerzo multinacional extraordinario para identificar, investigar y enjuiciar un esquema de corrupción altamente complejo y duradero que resultó en el pago por parte de las compañías demandadas de cerca a un billón de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de todos los niveles en muchos países”, dijo el U. S.Fiscal Federal Capers. “En un intento por ocultar sus crímenes, los acusados usaron el sistema financiero global -incluyendo el sistema bancario en los Estados Unidos- para disfrazar la fuente y el desembolso de los pagos del soborno mediante el paso de fondos a través de una serie de compañías ficticias. El mensaje enviado por esta fiscalía, es que los Estados Unidos, trabajando con sus socios del orden público en el exterior, no dudarán en responsabilizar a aquellas corporaciones e individuos que buscan enriquecerse a través de la corrupción de las funciones legítimas del gobierno, no importa que sofisticado sea el esquema.”

“Este caso ilustra la importancia de nuestras alianzas y el dedicado personal que trabaja para llevar ante la justicia a quienes están motivados por la codicia y actúan por interés propio”, dijo el subdirector Richardson. “El FBI no se quedará inactivo  mientras individuos corruptos amenazan un sistema económico justo y competitivo o alimentan a empresas criminales. Nuestro compromiso de trabajar junto a nuestros socios extranjeros para erradicar la corrupción en todo el mundo es inquebrantable y agradecemos a nuestros socios brasileños y suizos por su incansable labor en este esfuerzo.”

“No importa cuál sea la razón, cuando los funcionarios extranjeros reciben sobornos, ellos amenazan nuestra seguridad nacional y el sistema de libre mercado internacional en el que negociamos”, dijo el subdirector a cargo Sweeney. “Sólo porque están fuera de nuestra vista, no significa que estén fuera de nuestro alcance. El FBI utilizará todos los recursos disponibles para poner fin a este tipo de comportamiento corrupto.”

Odebrecht se declaró culpable de una sola denuncia criminal, presentada hoy por la Sección de Fraudes de la División Criminal y la Oficina del U.S. Fiscal Federal en el Tribunal del Distrito del Este de Nueva York, acusando a la compañía de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno, Acta de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).  Odebrecht acordó que la multa criminal apropiada es de $4.5 millones, la cual esta sujeta a un análisis más profundo sobre la capacidad de la empresa para pagar las penalidades globales totales.  En los procedimientos conexos, Odebrecht también hizo un arreglo con el Ministerio Público Federal en Brasil y la Procuraduría General de la República en Suiza

En virtud del acuerdo, los Estados Unidos acreditarán el monto que Odebrecht le paga a Brasil y Suiza por el plazo completo de sus respectivos acuerdos, recibiendo Estados Unidos y Suiza un 10 por ciento cada uno del principal del total de la penalidad criminal, y Brasil recibiendo el restante 80 por ciento. La multa está sujeta a un análisis de incapacidad de pago que debe ser completado por el Departamento de Justicia y las autoridades brasileñas el 31 de marzo del 2017 o antes, debido a que Odebrecht ha representado que sólo puede pagar aproximadamente $2.6 billones en el curso de los respectivos acuerdos. La sentencia se ha programado para el 17 de abril del 2017.

Braskem, cuyos Recibos Americanos Depositarios (American Depositary Receipts, ADRs) se cotizan públicamente en la Bolsa de Valores de Nueva York, se declaró por separado culpable de una acusación de información criminal presentada en el Distrito Este de Nueva York, acusándola de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la FCPA.  Braskem acordó pagar una sanción criminal total de $632 millones de dólares. La sentencia aún no ha sido programada.  En los procedimientos conexos, Braskem también hizo un acuerdo con la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), el Ministerio Público Federal de Brasil y la Procuraduría General de la República en Suiza. Bajo los términos de su resolución con la SEC, Braskem acordó el pago de un total de $325 millones en el desglose de sus ganancias. Braskem acordó pagar a las autoridades brasileñas el 70 por ciento de la sanción penal total y acordó pagar a las autoridades suizas el 15 por ciento. El departamento (de Justicia U.S.) ha acordado acreditar las sanciones penales pagadas a las autoridades brasileñas y suizas como parte de su acuerdo con la compañía. Los Estados Unidos recibirán $94.8 millones de dólares, un monto equivalente al 15 por ciento del total de multas criminales pagadas por Braskem.

En virtud de sus respectivos acuerdos de culpabilidad, Odebrecht y Braskem están obligadas a continuar su cooperación con las autoridades policiales, incluso en relación con las investigaciones y enjuiciamientos de las personas responsables de la conducta delictiva.  Odebrecht y Braskem también acordaron adoptar procedimientos mejorados de cumplimiento y retener monitores independientes de cumplimiento por tres años. Los casos son asignados al juez federal Raymond J. Dearie del Distrito Este de Nueva York.

El total combinado de multas penales y regulatorias de los Estados Unidos, Brasil y Suiza pagadas por Braskem será de aproximadamente $957 millones. El monto combinado total de sanciones penales impuestas a Odebrecht será de al menos $2.6 billones de dólares hasta $ 4.5 billones. Con un total combinado de al menos $3.5 billones de dólares, las resoluciones de hoy con Odebrecht y Braskem es la más grande resolución mundial nunca vista sobre sobornos extranjeros.

El Esquema de Sobornos

De acuerdo con sus admisiones, Odebrecht se involucró en un esquema masivo e incomparable de sobornos y licitaciones durante más de una década, comenzando ya en 2001. Durante ese tiempo, Odebrecht pagó aproximadamente $788 millones en sobornos a funcionarios gubernamentales, sus representantes y partidos políticos en varios países para ganar negocios en esos países.  La conducta delictiva fue dirigida por los niveles más altos de la compañía, con sobornos pagados a través de una compleja red de compañías de referencia, transacciones fuera de libro y cuentas bancarias off-shore.

Como parte del esquema, Odebrecht y sus co-conspiradores crearon y financiaron una elaborada y secreta estructura financiera dentro de la compañía la cual operaba para contabilizar y desembolsar pagos de soborno a funcionarios gubernamentales y partidos políticos extranjeros.  Para el 2006, el desarrollo y operación de esta estructura financiera secreta había evolucionado de tal manera que Odebrecht estableció la “División de Operaciones Estructuradas”, la cual funcionó efectivamente como un departamento de sobornos independiente dentro de Odebrecht y sus entidades relacionadas.  Hasta aproximadamente el 2009, el jefe de la División de Operaciones Estructuradas informó a los más altos niveles dentro de Odebrecht, incluso para obtener autorización para aprobar pagos de sobornos. Después del 2009, esta responsabilidad fue delegada a ciertos líderes empresariales de la empresa en Brasil y en las otras jurisdicciones.  Para ocultar sus actividades, la División de Operaciones Estructuradas utilizó un sistema de comunicaciones completamente separado y fuera de registro que permitía a los miembros de la División de Operaciones Estructuradas comunicarse entre sí y con operadores financieros externos y otros co-conspiradores sobre los sobornos a través de Correos electrónicos seguros y mensajes instantáneos, utilizando nombres codificados y contraseñas.

La División de Operaciones Estructuradas manejó el presupuesto "sombra" para la operación de soborno de Odebrecht a través de un sistema informático separado que se utilizó para solicitar y procesar pagos de sobornos, así como para generar y rellenar hojas de cálculo que rastreaban e internamente daban cuenta del presupuesto sombra. Estos fondos para la sofisticada operación de soborno de la empresa fueron generados por la Dirección de Finanzas de Odebrecht a través de una variedad de métodos, así como por algunas subsidiarias de Odebrecht, entre ellas Braskem.  Los fondos fueron luego canalizados por la División de Operaciones Estructuradas a una serie de entidades off-shore que no fueron incluidas en el balance de Odebrecht como entidades relacionadas. La División de Operaciones Estructuradas entonces dirigió el desembolso de los fondos de las entidades off-shore al destinatario del soborno, mediante el uso de transferencias electrónicas a través de una o más entidades off-shore, así como mediante pagos en efectivo dentro y fuera Brasil, que a veces eran entregados usando paquetes o maletas dejadas en lugares predeterminados.

Odebrecht, sus empleados y agentes tomaron una serie de medidas mientras estaban  en los Estados Unidos para promover el esquema. Por ejemplo, en el 2014 y el 2015, cuando se encontraban en Miami, dos empleados de Odebrecht se involucraron en conductas relacionadas con ciertos proyectos en progreso del esquema, incluyendo reuniones con otros co-conspiradores para planear acciones a tomar en relación con la División de Operaciones Estructuradas, el movimiento de las ganancias del delito y otras conductas criminales.  Además, algunas de las entidades off-shore utilizadas por la División de Operaciones Estructuradas para retener y desembolsar fondos no registrados fueron establecidas con el propietario y/o operado por individuos ubicados en los Estados Unidos. En total, esta conducta dio lugar a pagos corruptos y/o ganancias por un total aproximado a $ 3.336 billones de dólares.

Braskem también admitió participar en un amplio esquema de sobornos y reconoció la omnipresencia de su conducta. Entre el 2006 y el 2014, Braskem pagó aproximadamente $250 millones en el sistema secreto de pago de sobornos de Odebrecht. Usando el sistema de Odebrecht, Braskem autorizó el pago de sobornos a políticos y partidos políticos en Brasil, así como a un funcionario de Petróleo Brasileiro S.A. - Petrobras (Petrobras), la petrolera estatal de Brasil. A cambio, Braskem recibió diversos beneficios, entre ellos: tarifas preferenciales de Petrobras por la compra de materias primas utilizadas por la empresa; contratos con Petrobras; y legislación favorable y programas gubernamentales que redujeron las obligaciones tributarias de la empresa en Brasil. Esta conducta dio como resultado pagos corruptos  y/o ganancias por un total de aproximadamente $465 millones.

Las Resoluciones Corporativas

El departamento (de Justicia U.S.) llegó a estas resoluciones con Odebrecht y Braskem sobre la base de una serie de factores, incluyendo: el fracaso de voluntariamente revelar la conducta que desencadenó la investigación; la naturaleza y la gravedad de la ofensa criminal, la cual se extendió por muchos años, involucró a los niveles más altos de las empresas, se produjo en varios países e involucró esquemas sofisticados para sobornar a altos funcionarios del gobierno; la falta de un programa efectivo de cumplimiento y ética en el momento de la conducta; y el crédito por la cooperación respectiva de cada empresa. Las empresas también se comprometieron en medidas correctivas, incluyendo el despido y la disciplina de las personas que participaron en la mala conducta, la adopción de controles más estrictos y protocolos de cumplimiento contra la corrupción y el aumento significativo de los recursos dedicados al cumplimiento. 

La sanción penal para Odebrecht refleja una reducción del 25 por ciento de la parte más baja de la gama de multas de las sentencias estadounidenses debido a la plena cooperación de Odebrecht con la investigación del gobierno, mientras que la sanción penal para Braskem refleja una reducción del 15 por ciento. Resultado de su cooperación parcial.

Odebrecht ha representado su capacidad para pagar un máximo de $2.6 billones del monto total de la penalidad. El departamento (de justicia U.S.) y las autoridades brasileñas están llevando a cabo un análisis adicional sobre la reclamada incapacidad de pago de la compañía, la cual se completará antes del 31 de marzo de 2017.
                                           *          *         *

La oficina de campo del FBI en Nueva York está investigando el caso. El jefe Dan Kahn y los abogados litigantes Christopher Cestaro, Sarah Edwards, David Fuhr, Kevin R. Gingras, Lorinda Laryea y David Last de la Sección de Fraudes de la División Criminal y los Fiscales Auxiliares Julia Nestor y Alixandra Smith del Distrito Este de Nueva York están procesando el caso.

La Oficina de la División criminal de Asuntos Internacionales también proporcionó una asistencia sustancial. La SEC y el Ministerio Público Federal en Brasil, el Departamento de Policía Federal y la Procuraduría General de la República en Suiza, brindaron una cooperación significativa.


La Sección de la División Criminal de Fraudes es responsable de investigar y enjuiciar todos los asuntos de la FCPA.

No comments:

Post a Comment