Monday, August 25, 2014

¿QUIÉN ES EL TRAIDOR?

"Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto" ~Proverbio Chino. 

Escribe Susana Danino @berkeliana



Fuente: Corte Interamericana de Derechos Humanos.  San José, Costa Rica.

Recientemente mucho se ha escrito sobre Diego García Sayán y las múltiples razones del por que retirar su candidatura a la secretaria de la Organización de los Estados Americanos. Su candidatura no sólo resulta contra producente a los intereses del Perú, sino por decir lo menos, es una afrenta a nuestras FF.AA.  Lo cierto es que su candidatura a la OEA, ha amalgamado a un grueso de la sociedad en una sola voz de repudio a su nominación.  Mi punto de vista es uno basado en una petición ante Naciones Unidas allá por 1998, la cual expone los negros caminos que se buscan para el Perú.  El apoyo de Diego García Sayan a políticas permisivas y dañinas para la salud pública se evidencia en una petición de carácter internacional, que ha pasado desapercibida, pero que tiene mucha relevancia hoy, dado que somos uno de los primeros países  productores de coca. ¿Será que la candidatura de Diego García Sayán resulta conveniente a intereses ideológicos de impacto global? ¿Se pretende legalizar el tráfico de drogas en el Perú? ¿George Soros regresa con candidato a la campaña presidencial del 2016?

 En 1998, como director de la Comisión Andina de Juristas (ONG de la que es fundador), Diego García Sayán firmó una carta abierta dirigida a Kofi Annan, secretario de las Naciones Unidas. La carta fue enviada por Drug Policy Alliance, entidad en donde George Soros es parte del directorio. Como es de conocimiento público Soros promociona la legalización de las drogas a nivel global y no lo esconde. Dicha carta fue firmada por 23 "preocupados" peruanosentre ellos el Nobel Mario Vargas Llosa, pedían entre otros, un cambio de políticas sobre las drogas y su criminalidad. La carta redactada con afán de resaltar las nefastas consecuencias del tráfico de drogas, expone entre otros, que la interdicción, el tráfico de drogas, y la criminalización de las drogas, “obstaculizaban el “desarrollo, así como “los esfuerzos de salud pública para contener las enfermedades infecciosas”. Según Drug Policy Alliance, lo que se gasta en combatir las drogas y su criminalización podría invertirse en educación, desarrollo, salud, etc. Estos planteamientos son precisamente los que persigue Soros a través de sus múltiples organizaciones en todo el mundo.

Más aún, Diego Garcia Sayán participó en el gobierno del ex presidente Toledo y su afinidad con él es de conocimiento público.  Además el ex presidente Toledo es socio político de este gobierno, y en el pasado recibió dinero de Soros para derrocar al presidente Alberto Fujimori, hecho admitido por Mario Vargas Llosa; dadas las circunstancias, el sentido 
común obliga muchas preguntas sobre el candidato a la OEA del gobierno nacionalista. ¿Se estará gestando un cambio de políticas que combaten el narcotráfico?  ¿Quizás una política similar a la de Uruguay? Todavía no se entiende la paralización de las interdicciones a pie, igualmente la reciente restauración de interdicciones aéreas, no ataca integralmente el problema del narcotráfico.  Teniendo en cuenta que estas preguntas no tienen respuestas a corto plazo, dado que el presidente Humala esta de salida, ¿podría George Soros influenciar en el próximo gobierno? Amigo lector el tiempo y nada más que el tiempo podrá dilucidar las respuestas, lo cierto es que DGS, al igual que el ex presidente Toledo y George Soros, apoyan la legalización de las drogas y no soltaran al "pet" así nomás. 

Finalmente, lo más preocupante, es la recurrente intervención de Soros y sus aportes en nuestra política. ¿Participará activamente George Soros en las elecciones del 2016 apoyando a un candidato?  Cabe recordar que DGS y el ex presidente Toledo introdujeron un caballo de Troya Caviar, la falsa y promiscua CVR, por la cual muchas ONG se han enquistado en la carrera de “derechos humanos”, y han promovido el pago de cuantiosas reparaciones a terroristas.  No sería extraño que el caballo de Troya narcolegalizador fuera un proyecto global. Y aquí hay que puntualizar el hecho que la FARC no quiere negociar el tráfico de drogas con el gobierno de Colombia. ¿Se nos querrá incluir en un "Plan Maestro", detallado ampliamente por Omar Bula?  Sería nefasto para nuestro país que un gobierno introdujera políticas publicas al servicio de ideologías extranjeras y ajenas a nuestra realidad e intereses. ¿Tendrá el presidente Humala la valentía de retirar una candidatura que lejos de dividir ha unido a muchos peruanos en un repudio total a quien traicionó los intereses de la patria?  ¿Podrá Soros comprar al próximo gobierno? 

No comments:

Post a Comment