Friday, September 12, 2014

¡TERRORISMO NUNCA MÁS!

"Ya el pueblo no se emociona con los trasnochados discursos del falso socialismo" ~Alberto Fujimori. 28 de julio de1991.



Fuente: Americatv.com.pe

Hay fechas que marcan la historia y dejan una huella indeleble.  El 12 de septiembre de 1992, es una de estas fechas. Un día como hoy el Grupo Especial de Inteligencia capturó a la cúpula del grupo terrorista Sendero Luminoso, incluyendo al hombre que más daño le ha hecho al país: el asesino Abimael Guzmán. En este día, el minucioso trabajo de inteligencia, el agudo y el preciso seguimiento de un gobierno comprometido con la pacificación, tuvo su culminación con la derrota de la cúpula terrorista.  Fue el día en que el Perú pudo avizorar un futuro libre de violencia terrorista.  A partir de ese momento empezó la ardua tarea de reconstrucción del país tras años de devastación y destrucción. Sin embargo el terror todavía acecha al país, gracias a gobiernos que han relajado leyes antiterroristas, permitiendo que la izquierda comunista, cuna ideológica de Sendero Luminoso y el MRTA, avancen en posiciones relevantes que les permite beneficiar a sentenciados por terrorismo.  

Pero el avance de la izquierda comunista peruana no se hubiera dado de no haber sido por dos gobiernos uno débil, beneplácito y de transición como lo fue el del expresidente Valentin Paniagua, y el otro convenido y frívolo como lo fue el gobierno del expresidente Alejandro Toledo.  Es así que el expresidente Paniagua y ex ministro de Justicia Diego Gracia Sayán, aparte de las múltiples conmutaciones de penas e indultos a sentenciados por terrorismo, firmaron el decreto ley N° 27468 que modificó la ley N° 26994 que exime del pago de la reparación civil a sentenciados por terrorismo o traición a la patria.  Ley que también incluyó la exención del pago de la reparación civil a favor del estado. El expresidente Toledo por otro lado, promulgó el Decreto Supremo N° 927 que relaja aún más las leyes antiterroristas. Asimismo la izquierda comunista y caviares graduados en la carrera oengera, se han posicionado como los grandes defensores de los derechos humanos, defendiendo a terroristas y extrayendo suculentas reparaciones del Estado. 

Otro factor que ha contribuido al pretendido regreso de Sendero Luminoso, a través del Movadef, es el informe de la Verdad y Reconciliación (CVR).  Según la tesis de Sofia Macher Batanero (otrora militante del Partido Comunista Revolucionario), comisionada de la CVR, Sendero Luminoso es un “partido político”.  Estas declaraciones fueron justificadas por la CVR en el comunicado del 9 de junio del 2003, aduciendo que llamarlos delincuentes no permitiría saber la extensión de la violencia vivida en el país y así evitar su reaparición.  Esta errada denominación en el informe, es la que usa el Movadef como asidero “democrático” para justificar su existencia.  Aunque la CVR, dice que darle estatus de “partido político” a SL, no quita que se “condene su accionar y sus métodos criminales”, lo cierto es que la CVR nunca ha deslindado tajantemente de las bandas terroristas dado que muchos de sus miembros eran de ideología comunista marxista. 

 Mientras el mundo refuerza sus leyes antiterroristas, en el Perú se hizo lo contrario. Es necesario que los legisladores se comprometan con la erradicación total del terrorismo y varíen normas que no hacen justicia a las miles de víctimas inocentes de Sendero Luminoso y MRTA. Seamos nosotros los escritores de nuestra propia historia, y que sus páginas no sean dictadas por un informe que llama tendenciosamente al terrorismo "Conflicto Armado", con la única intención de dar beneficios de guerra a asesinos.  En la misma medida, la CVR debe someterse a discusión, pues no ha cumplido su intencionalidad, no ha dicho la verdad y no ha reconciliado

Es tarea de todo peruano divulgar la verdad  de lo acontecido en el país, y exponer las mentiras de la izquierda comunista y de los políticamente correctos que se niegan a llamar al terrorismo por su nombre.  El costo humano ha sido de grandes magnitudes y es hora de dignificar a quienes tuvieron la valentía de poner sus vidas en defensa de la nuestras.  Hoy es una gran día, es el día en que el Perú pudo vencer el miedo y decirle a los delincuentes asesinos de Sendero Luminoso: terrorismo nunca más. Gracias Presidente Fujimori, su legado de paz quedará incólume en la memoria de todo buen peruano, gracias Fuerzas Armadas, gracias Policía Nacional, gracias valientes campesinos y ronderos, gracias líderes políticos y populares, gracias héroes de la pacificación, desde esta humilde esquina y desde el inmenso amor por mi patria, aún por aquellos que niegan este gran logro, ¡gracias una vez más!

Tuesday, September 9, 2014

¿QUÉ ES SER PERUANO?

"Mi fantasía viene de un abolengo moro, los Andes son de plata, pero el León es de oro; y las dos castas fundo con épico fragor" ~José Santos Chocano

por Susana Danino @Berkeliana

Mural de Mosaicos. Trujillo, Perú.
Fuente: RPP


     Definir la identidad del peruano es un tema muy controversial pues toca las fibras más profundas de la esencia del ser.  Pero tocar la identidad no es tarea fácil, pues hacerlo obliga irremediablemente a revisar sus raíces, en cuyos parajes como pedazos de mosaicos rotos, yacen inertes heridas de subyugación y oprobio.  Este rompecabezas es un cúmulo de siglos de experiencias europeas y precolombinas: ambas fusionadas irreversiblemente desde 1492. Cualquiera diría que el peruano es un conjunto de culturas y en efecto lo es.  La España que conquistó el Perú era una muy híbrida y podría decirse que se recibió entre otros, todo el contexto histórico y social emanado de las culturas, latina, judía, y árabe.  Sin embargo, para muchos peruanos resulta difícil entender y aceptar la herencia europea y se le rechaza por las consecuencias que dejaron siglos de colonialismo y sujeción española.  Mientras algunos aceptan el legado español, otros lo rechazan por la burda copia de identidad que se impuso. Cualquiera fuera la posición lo cierto es que no hay guerra más terrible para el ser humano que el estar en constante pelea consigo mismo. 

     Para hablar de la identidad del peruano, debemos tomar como punto de partida un evento histórico de gran trascendencia: la conquista.  En 1492 España conquistó gran parte del continente Americano.  Muchos académicos llaman a este evento “el encuentro”, otros prefieren llamarlo “el descubrimiento”, lo cierto es que el primero suena muy amigable y pacífico, mientras el último suena al hecho que América estaba perdida; ambos no reflejan la historia.  Según Benjamín Keen en A History of Latín American, "la conquista" refleja un balance objetivo del evento histórico, pues da "la visión del vencido", del conquistado y de la devastación que este evento significó para América.  Uno de los desastres de la conquista, fue la erosión del ecosistema por la introducción de animales y semillas foráneas.  Otro fue el sustancial exterminio de la población aborigen del 90% a 95% entre 1492 y 1575, debido a “la brutal explotación” que dio como resultado la desorganización social y la pérdida de la voluntad de vivir.  La muerte de miles de aborígenes por falta de inmunidad contra las nuevas enfermedades, agregó al deterioro de la población aborigen. Igualmente destructivo fue la paralización del desarrollo de las culturas, Azteca e Inca, las cuales no habían alcanzado su máximo potencial cultural.  Para Europa, en cambio, la conquista marca un gran apogeo y el final del medioevo para dar inicio a la modernidad. 

     España pretendió formar y "domesticar" al indígena a su imagen y semejanza en base a la imitación de un modelo occidental que produce uno similar pero incompleto: "un mimicry", según sostiene Hommi Bhabha en Of Mimicry and man: The ambivalence of Colonial Discourse.  Se creó un sujeto que aunque fue hecho a imagen y semejanza del modelo, sólo asumió su presencia colonizada de manera parcial, pues continuó pagando el tributo indígena por mucho tiempo. Por lo tanto el discurso colonial fue diseñado para producir identidades discriminadas y reguladas por situaciones de poder que fueron vagas,  fue una farsa mimética.  España creó identidades que luego negó y que usó con doble criterio ya que no permitió la igualdad de derechos.  De igual manera, se sometió al indígena a un proceso de transformación de identidad sin integrarlo plenamente a la sociedad y sin los beneficios de una educación.  Por otro lado, la "brillante" idea de traer esclavos para evitar que el indígena lo sea, dejó también una marca indeleble en nuestra cultura.  Para bien o para mal se forzó una identidad, cuyos pedazos aún permanecen en las profundas paredes del sentir del hombre colonizado.

     Empero, no todo fue malo, la conquista deja el legado del idioma castellano y no fue por falta de lengua, pues existían muchas sino por que se impuso a manera de ejercer control sobre la población.  Cabe anotar que la herencia de la escritura abre infinitas posibilidades al desarrollo del conocimiento humano. También se recibió el sistema patronímico de familia, legado visigodo durante su permanencia en la península ibérica.  Asimismo, los números arábigos, preposiciones y artículos, permanecen incólumes en las culturas hispánicas como legado de la España árabe. Y en efecto se puede enumerar una gran lista de legados, lo evidente es que estamos mezclados y tenemos pedazos de mosaicos que nadan en mágico sincretismo; entre el castellano y el quechua; entre el latín y el aymara; entre el poema del Mio Cid y el Himno de Manco Capac; entre la oralidad y la escritura; entre el Dios Viracocha y la Virgen María; entre las fiestas patronales de danza de diablos y las procesiones del Señor Crucificado; entre el cajoneo del festejo y el triste de la quena; entre los movimientos sensuales de los Yoruba y las danzas afro peruanas, pero sobretodo entre pedazos de historia que buscan entender su compleja identidad.

     Por lo tanto pretender decir que somos lo que fuimos antes de 1492 es una utopía, es un buen deseo y nada más, no podemos cambiar la historia.  Lo que si podemos es aceptar nuestras múltiples partes y dejar de estar en constante pleito con nosotros mismos.  La conquista no sólo nos parió, también nos partió y nos mezcló; nos dejó en constante búsqueda de esa identidad perdida, aquella reflejada como bien dice Carlos Fuentes, en la metáfora de inconclusas construcciones que desde lo alto podemos apreciar en cualquier ciudad del continente americano.  Definir que es ser peruano, en términos de identidad no de nacionalidad continua siendo una tarea muy compleja, pero un buen punto de partida podría ser aceptando la historia, así como su doloroso y confuso legado.  Es necesario reconocer que sólo podremos avanzar aceptando las múltiples raíces que conforman nuestra identidad y construir en base a lo que somos y no en base a lo que fuimos: la historia es lamentablemente irreversible.

Bibliografía

Fuentes, Carlos. The Buried Mirror: Reflections on Spain and The New World.    

Houghton Mifflin Co. Ed. Boston, New York. 1999.


Rice Philip and Patricia Vaugh. Comp. Modern Literary Theory.  Hommi Bhabha. "Of

Mimicry and man: The ambivalence of Colonial Discourse."  University Press. New 
York 1989. 381.

Keen Hayes and Keith Hayes. "The Voyages of Columbus."  A History of Latin  

America.  Houghton Mifflin Co. Ed. Boston 2004. 57.

Thursday, August 28, 2014

SANGRE EN EL RUEDO

“Las cosas no cambian; cambiamos nosotros” ~Henry David Thoreau

por Susana Danino  @Berkeliana


Cueva de Altamira, The Buried Mirror

     Hace un par de años mientras regresaba de la sierra pasé por la muy conocida Plaza de Toros, Acho. Los lamentos, casi imperceptibles, emanaban con gran tristeza y el recuerdo de aquellas punzadas que victoriosos matadores propinaron a valientes toros de lidia, me recordaron el hedor de sangre que rodea a las faenas taurinas, ese afán del hombre por danzar con la muerte, esa brutal muestra de gran poderío.  Las corridas de toros tienen una larga historia en España y obviamente en nuestro país.  Para justificar ese afán incomprensible que mora en el lado salvaje del ser humano, esa magia del momento imposible de comprender si no se experimenta, muchos como el Nobel Vargas Llosa, defienden las corridas de toros por ser tradición y parte de la cultura.  No hay duda que el toro negro es una especie bravía, de porte impecable y de gran fortaleza. Tampoco hay duda que esta especie es criada específicamente para lidiar, pero también lo es, para morir trágicamente.  Igualmente no hay duda que las tradiciones que emanan de la cultura no son eternas y que muchas de estas se han erradicado por ser extemporáneas, “las cosas no cambian; cambiamos nosotros” dijo Thoreau cuando promovía la erradicación de la esclavitud.

     La historia de la fascinación del hombre por los toros no es nueva, viene de mucho tiempo atrás, existen vestigios de esta fijación, allá en las cuevas de Altamira en Cantabria.  Los descubrimientos de pinturas rupestres en Altamira en 1879, en una cueva no sumergida todavía en la oscuridad, comprueban que el hombre ha lidiado con toros desde épocas ancestrales.  Pero los primeros vestigios de las corridas de toros data de la isla de Creta, en donde el hombre y el toro eran vistos como uno solo, dice Carlos Fuentes. Esta figura mítica de los poemas de Ovidio, es el minotauro, aquella bestia que encarna al hombre y al toro en uno solo, es la representación perfecta de la dicotomía entre la vida y la muerte, la inteligencia y la fuerza.  España no ha sido ajena a esta tradición y la ha hecho suya, como lo han hecho muchos países que fueron sus colonias.

     En España el tema ha adquirido un tinte político.  Por un lado, está la cultura y su nueva connotación de moral y honestidad atribuida al PESOE, Cataluña y por decir lo menos, al “progresismo” que tanto fustiga Vargas Llosa. Por el otro, está el castellano, el “heredero” de la cultura y el llamado a preservar los orígenes de exquisitas creaciones que poetas y escritores han hecho de la tauromaquia. Pero valorar a Federico García Lorca por “El llanto a la muerte de Ignacio Sánchez Mejías", es minimizar la vasta creación del poeta y dramaturgo.  Sería impensable no apreciar a un Lorca en el Romancero gitano, La Zapatera, Bernarda Alba, y muchos más.  El hecho es que ambos lados están trabados en una posición en la que se pretende dar lecciones, uno de moral y el otro de cultura. Esta controversia generó un arduo debate entre Rafael Sanchez Ferlosio y Mario Vargas Llosa.  El autor de “El Jarama" hizo una crítica feroz a las faenas taurinas y manifestó su oposición a que se le declarase “patrimonio de la humanidad”, lo que provocó la airada respuesta del Nobel una semana después. 

     EL Perú no es ajeno a la controversia, por un lado están los grupos activistas antitaurinos que repudian el maltrato animal y por el otro los aficionados, las autoridades locales y nacionales que al igual que los castellanos, sienten que deben guardar celosamente esta tradición cultural. Sin embargo, el cuestionamiento radica en la práctica de la tauromaquia como un acto artístico mientras engendra violencia y muerte.  Si bien al repique del paso doble al grito del óle cómplice, las emociones se agudizan y la plaza estalla en un furor desmedido; la faena no tiene que terminar con la muerte del toro. No está acaso el hombre capacitado para este análisis consciente y si es así, ¿por qué no lo hace?

     Mario Vargas Llosa defiende esta tradición de violencia, por que el espectáculo “electrizante” y de “complicidad”, arrastra al torero y al toro a “la boca de la sombra”.  Donde según él, muchos llegamos a enfrentar nuestra excelsa capacidad creativa y donde inefablemente también moran nuestros demonios.  Sin embargo hay muchas maneras de llegar a esta orilla de sombra, se puede llegar en estado de auto sacrifico, de entrega de banalidades que recrean lo que en estos tiempos es considerado abuso animal.  Se puede llegar a la orilla de sombra, enfrentando nuestra mortalidad, aquella que al final nos equipara a todos los seres vivientes, pues al final somos uno solo.  Sí la tradición no se ajusta a su contexto histórico, evidentemente debe caducar o enfrentar los embates de lo que el Nobel llama “progresismo”. ¿Alguien podría siquiera en estos tiempos, recrearse de la lucha entre gladiadores y leones? ¿Debe el discurso plantearse desde la mira de grupos activistas?  No lo creo, cualquiera puede cuestionar la cultura desde cualquier punto de vista, pues esta es interdisciplinaria.

     Lo cierto es que en el ruedo, son el toro y el torero, ambos enfrentados por un solo motivo, supervivencia.  Ambos midiendo la destreza que cada uno carece.  Ambos deleitando a un público que se creyó que la ofrenda a Hércules es el sacrifico de la bestia.  ¡No! digno Nobel, no hay “banderillas en la justa medida”, las hay para prolongar la danza de sangre y el machismo del torero.  ¿Pero puede acaso la inteligencia del hombre pasar por alto lo que su sensibilidad de ser humano le niega? ¿Puede acaso ser insensible al animal que enfrenta, y no regalar el maravilloso regalo de la vida?  ¿Puede el hombre con toda su sapiencia y empatía rodar la cabeza del toro como aquella trágica cabeza del animal que preside la noche humana de Guernica?  Guernica de Pablo Picasso es un atestado de las debilidades del hombre, su fracturación, y sus banalidades.


Parte de Guernica de Pablo Picasso, The Buried Mirror

     Al igual que el Nobel, algunos ponen resistencia y se niegan a reconocer que las corridas de toros no van de acuerdo con el pensamiento moderno y que como sociedad hemos avanzado hacia comportamientos incongruentes con el abuso animal.  ¿Se puede entonces en aras de la cultura pretender “amar a los toros” como lo manifiesta el Nobel y a la vez verlos danzar con múltiples banderillas, mientras la sangre emana de sus heridas?  Si el amor a los toros de lidia, representa su inefable muerte, mil veces vale entonces odiarlos, y pecar de “ridículos” como se dijo de Rafael Sánchez Ferlosio por escribir que las corridas de toros eran una abominación.

     En conclusión para entender el ensayo del Nobel y el pasatiempo a las corridas de toros, no se tiene que amar a los toros en la medida como él lo define. Ni se tiene que entender que las corridas de toros son un encuentro cultural de fiesta, paso doble y garbo paso del torero. Ni mucho menos se tiene que ser parte de la corriente progresista, para cuestionar la danza de la muerte.  Tampoco se tiene que disfrutar de una tradición, cuyas raíces emanan de una cultura que bien debía quedarse plasmada no tan sólo en las cuevas de Altamira, sino en los libros, pero ya no en los ruedos.  Sólo el pasar por Acho, es suficiente para entender que un evento artístico no debe engendrar violencia.  La cultura debe enfrentar su historia, analizar sus tradiciones y corregir las que deba, después de todo ya salimos de las cavernas, y el laberinto de Minos sólo existe en la mente del hombre. 
Bibliografía

“Caves at Altamira.”  Fuentes, Carlos. The Buried Mirror: Reflections on Spain

     and the New World.  Houghton Mifflin Co. Ed. Boston, New York 1999. 18.

Fuentes, Carlos. “Sun and Shadow.”  The Buried Mirror: Reflections on Spain

     and the New World.  Houghton Mifflin Co. Ed. Boston, New York 1999. 9.  

Ovidio. Metamorfosis. Alianza Editorial. Madrid. 1995.  152.

Picasso,Pablo.  “Guernica.”  Fuentes, Carlos. The Buried Mirror: Reflections

     on Spain and the New World.  Houghton Mifflin Co. Ed. Boston, New York

     1999. 21.

Sánchez Ferlosio, Rafael.  “Patrimonio de la Humanidad”.  El País 5 de Agosto 

     2012.  Madrid.


Thoreau, Henry David.  Poetry Foundation.


Vargas Llosa, Mario.  "La barbarie taurina."  El País 12 de

     Agosto  2012.  Madrid.  

Monday, August 25, 2014

¿QUIÉN ES EL TRAIDOR?

"Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto" ~Proverbio Chino. 

Escribe Susana Danino @berkeliana



Fuente: Corte Interamericana de Derechos Humanos.  San José, Costa Rica.

Recientemente mucho se ha escrito sobre Diego García Sayán y las múltiples razones del por que retirar su candidatura a la secretaria de la Organización de los Estados Americanos. Su candidatura no sólo resulta contra producente a los intereses del Perú, sino por decir lo menos, es una afrenta a nuestras FF.AA.  Lo cierto es que su candidatura a la OEA, ha amalgamado a un grueso de la sociedad en una sola voz de repudio a su nominación.  Mi punto de vista es uno basado en una petición ante Naciones Unidas allá por 1998, la cual expone los negros caminos que se buscan para el Perú.  El apoyo de Diego García Sayan a políticas permisivas y dañinas para la salud pública se evidencia en una petición de carácter internacional, que ha pasado desapercibida, pero que tiene mucha relevancia hoy, dado que somos uno de los primeros países  productores de coca. ¿Será que la candidatura de Diego García Sayán resulta conveniente a intereses ideológicos de impacto global? ¿Se pretende legalizar el tráfico de drogas en el Perú? ¿George Soros regresa con candidato a la campaña presidencial del 2016?

 En 1998, como director de la Comisión Andina de Juristas (ONG de la que es fundador), Diego García Sayán firmó una carta abierta dirigida a Kofi Annan, secretario de las Naciones Unidas. La carta fue enviada por Drug Policy Alliance, entidad en donde George Soros es parte del directorio. Como es de conocimiento público Soros promociona la legalización de las drogas a nivel global y no lo esconde. Dicha carta fue firmada por 23 "preocupados" peruanosentre ellos el Nobel Mario Vargas Llosa, pedían entre otros, un cambio de políticas sobre las drogas y su criminalidad. La carta redactada con afán de resaltar las nefastas consecuencias del tráfico de drogas, expone entre otros, que la interdicción, el tráfico de drogas, y la criminalización de las drogas, “obstaculizaban el “desarrollo, así como “los esfuerzos de salud pública para contener las enfermedades infecciosas”. Según Drug Policy Alliance, lo que se gasta en combatir las drogas y su criminalización podría invertirse en educación, desarrollo, salud, etc. Estos planteamientos son precisamente los que persigue Soros a través de sus múltiples organizaciones en todo el mundo.

Más aún, Diego Garcia Sayán participó en el gobierno del ex presidente Toledo y su afinidad con él es de conocimiento público.  Además el ex presidente Toledo es socio político de este gobierno, y en el pasado recibió dinero de Soros para derrocar al presidente Alberto Fujimori, hecho admitido por Mario Vargas Llosa; dadas las circunstancias, el sentido 
común obliga muchas preguntas sobre el candidato a la OEA del gobierno nacionalista. ¿Se estará gestando un cambio de políticas que combaten el narcotráfico?  ¿Quizás una política similar a la de Uruguay? Todavía no se entiende la paralización de las interdicciones a pie, igualmente la reciente restauración de interdicciones aéreas, no ataca integralmente el problema del narcotráfico.  Teniendo en cuenta que estas preguntas no tienen respuestas a corto plazo, dado que el presidente Humala esta de salida, ¿podría George Soros influenciar en el próximo gobierno? Amigo lector el tiempo y nada más que el tiempo podrá dilucidar las respuestas, lo cierto es que DGS, al igual que el ex presidente Toledo y George Soros, apoyan la legalización de las drogas y no soltaran al "pet" así nomás. 

Finalmente, lo más preocupante, es la recurrente intervención de Soros y sus aportes en nuestra política. ¿Participará activamente George Soros en las elecciones del 2016 apoyando a un candidato?  Cabe recordar que DGS y el ex presidente Toledo introdujeron un caballo de Troya Caviar, la falsa y promiscua CVR, por la cual muchas ONG se han enquistado en la carrera de “derechos humanos”, y han promovido el pago de cuantiosas reparaciones a terroristas.  No sería extraño que el caballo de Troya narcolegalizador fuera un proyecto global. Y aquí hay que puntualizar el hecho que la FARC no quiere negociar el tráfico de drogas con el gobierno de Colombia. ¿Se nos querrá incluir en un "Plan Maestro", detallado ampliamente por Omar Bula?  Sería nefasto para nuestro país que un gobierno introdujera políticas publicas al servicio de ideologías extranjeras y ajenas a nuestra realidad e intereses. ¿Tendrá el presidente Humala la valentía de retirar una candidatura que lejos de dividir ha unido a muchos peruanos en un repudio total a quien traicionó los intereses de la patria?  ¿Podrá Soros comprar al próximo gobierno?